Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deporteando | junio 17, 2019

Scroll to top

Top

Slam Dunk 2007

vuarnet

Acaba de terminar el fascinante concurso de clavadas, mates o retacadas, o como quieran llamarles a ese tipo de cosas de la NBA. Cómo olvidar los tremendos agarrones ochenteros entre Michael Jordan y Dominique Wilkins; ahora ellos, junto con el veterano siempre mágico Dr. ¨J¨ Julius Irving, y dos ganadores mas jóvenes como Vince Carter y Kobe Bryant de ese concurso anual, fueron jueces. Para ver cómo se batian con todas sus fantasias aéreas:

Nate Robinson (campeón defensor), Gerald Green, Dwight Jordan, Tyrus Thomas.
Como sé que es difícil de explicar algo tan espectacular, aquí los dejo primero con los 4 participantes y sus jams más espectaculares de la temporada, que demuestra la razón del por qué fueron los elegidos.

La mecánica de hoy fue más o menos así: primero tenían 2 minutos para realizar dos clavadas y los jueces emitirían su calificación; en una de esas dos, mínimo una debía de ser asistida por un compañero, ya sea con algún pase o algo por el estilo. Las dos primeras puntuaciones pasaban a una ronda final de también dos clavadas libres.

Dwight Jordan hizo en la primera ronda una clavada ocurrente; al brincar, pego un sticker (calcomanía) en el tablero para después clavarla; fue sencilla, pero jocosa. Tyrus Thomas, a pesar de ser Toro de Chicago, no hizo nada original y solo pudo hacer una que anteriormente Kevin Smith hizo en la década de los 90: pararse de espaldas, pasar el balón de entre sus piernas para que rebotara en el tablero y después clavarla.

Nate Robinson, con solo 1.75 de estatura y el favorito de la afición, voló por los aires para así calificar sin problemas a la ronda final. Gerald Green brincaría precisamente a Nate Robinson, pero no en persona si no un afiche, a lo cual, en un buen gesto, Nate se prestó a que lo brincara (sin albur) y después Gerald colgarse del aro; en este dunk, Green utilizó la jersey de Dee Brown con el numero 7, y al final hacer el mismo gesto antes de clavarla, tapándose la vista con el brazo izquierdo; fue realmente increible.

A la final pasaron Green y el chaparrito campeón defensor Nate Robinson, y en la ultima clavada —que es con la que la afición recuerda a estos jugadores para toda su vida— Nate fallo, intentó e intentó pegar en el tablero para después dar un giro de 360 grados y clavarla, en 8 ocasiones con el limite de tiempo; le dieron una prórroga de dos intentos más, y en el décimo por fin pudo; cabe destacar la actitud de Green, quien en todo momento apoyo a su adversario; ¡de eso se trata el deporte!!!

Gerald Green la tenía fácil, pero no quiso irse sin dunkear espectacularmente y, como estaban en Las Vegas, voló sobre una mesa apenas después del circulo del área, hacer un giro en el aire con su brazo y clavarla. Ese momento nunca se le olvidara y así ser el nuevo campeón. Tributo al nuevo campeón con un musical desde su época de colegial hasta sus 10 mejores en la NBA no tiene desperdicio en este video. Disfrutenlo.