Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deporteando | junio 29, 2020

Scroll to top

Top

Frases Desastre de la NBA

vuarnet

Han existido grandes frases en la historia del deporte pero también una que otra desafortunada o mejor aun, simpática. Así que vía bar deportes les traigo esta lista de frases realizadas por diferentes personalidades de la liga Norteamericana de Baloncesto hasta Woody Allen aparece por ahí, disfruten:

«Todos los jugadores de esta Liga estan mal pagados. Incluso Kevin Garnett estaba mal pagado cuando le daban 28 millones de dólares al año» (Sam Cassell)

«Tengo más hambre que un somalí» (Stephen Jackson, al preguntarle por su espíritu ganador)

«Al menos hicimos que nos metieran menos de 100 puntos» (Larry Brown, después de perder un partido por 93-61)

«No lo sé, no me lo han dicho aún» (Brandon Armstrong, cuando le preguntaron en qué pierna sufría la tendinitis)

«Pásasela a Shaq» (Bill Walton, cuando le preguntaron qué consejo le había dado a su hijo Luke para tener éxito en la NBA)

«A la gente negra no le dejan acercarse demasiado a la mansión del gobernador de Alabama a no ser que sea el día que toca limpiar el edificio» (Charles Barkley)

«Te tomas un zumo y sale que estás limpio» (Lamar Odom, sobre los tests antidrogas)

«Agradezco a mis compañeros que dejasen escapar a los hombres que defendían para que les parara yo» (Alonzo Mourning tras ser elegido mejor defensor de la temporada)

«O me ha crecido el pie la última noche o me han traído zapatillas de juego de mujer. Bueno, puede que piensen que juego como una mujer, es otra posibilidad» (Scott Brooks)

«No sé nada de Angola. Bueno sí, que están en problemas» (Charles Barkley, antes de jugar contra ellos en Barcelona’92)

«Charles Barkley y yo tenemos la certeza de que no seremos traspasados a otro equipo. Él lo tiene por escrito en su contrato. A mí no me hace falta. Sé que ningún equipo me quiere» (Joe Kleine)

«Karl Malone ha pasado más tiempo en el gimnasio del que Corey Maggette lleva vivo» (Bill Walton)

«Esperaba que esta vez hubiesen usado algo original para ponerme en la lista de lesionados. No sé, algo como caspa crónica» (Mark Pope)

«Con lo malo que soy para mí es un orgullo ser el 12º hombre de un equipo» (Mark Pope)

«Tengo una familia que alimentar» (Latrell Spreewell, tras rechazar una oferta de 21 millones de dólares)

«No creo que se deprima por eso, juega en los Knicks» (Charles Barkley, después de que Nate Robinson fallara un mate en el concurso de mates)

Doug Moe a Abdul Jeelani, cuando éste se estaba peleando en medio de un partido con un compañero: «No lo escuches. A mí no me escuchas nunca, ¿verdad? Pues finge que soy yo».

«Hablo algo de español, por lo que puedo comunicarme con él» (Marcus Camby sobre Nene Hilario, que habla portugués, pero no español)

«Porque no hay canastas de cuatro puntos» (Antoine Walker, al ser preguntado sobre la razón por la que lanzaba tantos triples)

«Sólo entiende la mitad de lo que le digo, igual que cualquier jugador americano o extranjero» (Jeff Van Gundy, sobre Yao Ming)

«¿Puede entrar el francés?» (Gregg Popovich, sobre Tony Parker, cuando los Spurs fueron recibidos por última vez por George Bush en la Casa Blanca)

«Cuando oi que todo el mundo empezaba a gritar y a aplaudir me dije a mí mismo «sí, he metido una suspensión muy bonita». Luego me di cuenta de que el pase que me había dado Mark Jackson era la asistencia número 10.000 de su carrera» (Matt Harpring)

«A veces, cuando no le pasas la bola, se pone a gritar en portugués. Es entonces cuando sabes que está cabreado» (Marcus Camby sobre Nené)

«Siempre recordaré esa noche en la que Mike y yo nos compenetramos para meter 70 puntos entre ambos» Stacey King, tras el partido Cavs-Bulls en el que Jordan metió 69 puntos.

Bryant es un chevrolet y yo soy un muro, y todos sabeis lo que ocurre cuando un chevrolet se topa con un muro» (O´neal en la víspera del partido LA-Miami en diciembre)

Barkley cuando le dio un codazo a un angoleño: «bueno, el me podría haber sacado una lanza»

Kurt Rambis, cuando siendo asistente volvieron a activarlo 10 días por una plaga de lesiones: «Desde que me retiré no he perdido nada de velocidad ni de salto, porque nunca tuve».

Manute Bol es tan delgado que su equipo gasta muy poco dinero cuando viajan para jugar fuera de casa, simplemente lo envían por fax”. Woody Allen